Globered
Consigue tu propia página web
"Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" Hechos 4:12
JESUCRISTO ES EL SEÑOR Y SALVADOR


0 0 0

Historia y Distintivos de la Iglesia Bautista - Parte 5 Final

Historia y Distintivos Bautistas Parte 5 Final

Por: Huperete | Publicado: 14/04/2011 03:51 | | | #Cont:1

Capítulo IX

 

Acepta Solamente Dos Oficios

 

"Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos."  (Filipenses 1:1)

 

Introducción:                                                   .

El hecho de que la iglesia es una organización implica la necesidad de tener oficiales que la presidan y se responsabilicen por la administración de sus asuntos.                                      

 

Según Filipenses 1:1, la iglesia tiene dos y sólo dos oficios, i.e. el de obispo y el de diácono. Ambos son elegidos por la congregación local donde son investidos con autoridad para servir dicha congregación. Los obispos (pastores) y diáconos no son enviados por ninguna jerarquía, ni por ninguna otra congregación local; por lo tanto, su reconocimiento y autoridad no extienden más allá del ámbito de la iglesia local donde son miembros.

 

Hemos de reconocer la  existencia histórica y actual de otros oficios, pero no son bíblicos y, por lo tanto, no deberían ser tratados de la misma forma que los oficios establecidos por Dios. Sin entrar en el tema de las jerarquías eclesiásticas que son totalmente antibíblicas, reconocemos la existencia de varios oficios extra-bíblicos en las iglesias bautistas independientes, tales como profesor o maestro de escuela dominical, director de música, pianista, director de jóvenes, secretario, tesorero, vocales en el consejo de iglesia, etcétera. Aunque estos oficios ayudan en la administración y el buen funcionamiento de la iglesia, nunca deberán ser puestos en el mismo nivel que los dos oficios bíblicos.

 

A. El Oficio de Pastor

 

1. Sus Títulos:

 

a. Los términos pastor, anciano y obispo denotan el mismo oficio y se intercambian en su uso en el Nuevo Testamento sin distinción alguna.

1)  Hechos 20:17,28 - Aquí nos dice que el Espíritu Santo puso los ancianos por obispos sobre el rebaño para "apacentar" la iglesia. "Apacentar" es el verbo del sustantivo traducido pastor.

2) l Pedro 5:1-2 - Pedro asigna las responsabilidades de un pastor de "apacentar" y "cuidar" (es el verbo del sustantivo traducido obispo) a los ancianos.

3) Tito 1:5,7 - Aquí vemos que anciano y obispo se usan como sinónimos del mismo oficio.

b. Los distintos términos se usan para enfatizar las cualidades que deben formar parte del carácter y trabajo del pastor:

1) Anciano - (gr. presbúteros, lit. el más anciano) Título de los miembros del Sanhedrín y luego aplicado a los dirigentes de la iglesia. Es un título que enfatiza la madurez espiritual necesaria para aconsejar.

2) Obispo - (gr. epískopos, lit. un supervisor) Es un título que enfatiza la vigilancia necesaria para cuidar y proteger a los que están bajo su autoridad.

3) Pastor - (gr. poimén, lit. uno que cuida rebaños de ovejas) Es un título que enfatiza el aspecto de cuidar y alimentar el rebaño por medio de la enseñanza de la sana doctrina.

c. En resumen los tres títulos expresan las áreas principales del ministerio del líder de la congregación local:

1.      Como Pastor él enseña la sana doctrina y cuida de las necesidades espirituales del rebaño.

2.      Como Obispo él supervisa los asuntos de la iglesia y vigila por la protección de los miembros.

3.      Como Anciano él por su madurez espiritual puede dar buenos consejos.

2. Sus Requisitos:

a. Características morales  y espirituales (1 Ti. 3:1-7; Tito 1:6-9).

b. Actitud (2 Ti. 2:24-26; Tito 1:9).

c. Preparación (2a Ti. 3:16-17; Tito 1:9).

d. Ordenación (Hch. 14:23; l Ti. 4:14; 2 Ti. 1:6; Tito 1:5).

3. Sus Responsabilidades:

 

a. Agradar a Dios (la Tes. 2:4-5; Gál. 1:10). Su primera responsabilidad es a Dios. Si intenta agradar a la congregación antes que a Dios, va a tener muchos problemas.

b. Predicar (Hch. 20:28; 2 Ti. 4:1-5; l P. 5:1-5). Es el deleite del pastor porque por la "locura" de la predicación las almas perdidas se salvan y las vidas de los cristianos son transformadas.

c. Enseñar (Ef. 4:11). Debido a la construcción gramática en griego, muchos eruditos opinan que "pastores" y "maestros" se refieren al mismo oficio. Si es así, entonces el ser maestro es parte de la función del pastor (ver también. l Ti. 5:17).

d. Evangelizar (2 Ti. 4:5). Un "evangelista" es uno que anuncia o predica las buenas nuevas de la salvación en Jesucristo. Este término en el Nuevo Testamento se refiere a un don específico que el Señor da a algunos. Todo creyente debe evangelizar;  pero aparte de esto, hay quienes tienen un don especial de saber llegar a la gente por medio de la predicación a las masas o tratar con ellos de uno en uno. El pastor debe ejercer este don aunque lo tiene en menor grado que otros que lo tienen como su don principal.

e. Presidir (l Ts. 5:12). "Gobernar" en l Timoteo 3:5; 5:17 es literalmente "presidir" en contraste a "gobernar" (otra palabra griega) en l Timoteo 5:14 donde significa dirigir los asuntos de la casa. Es decir, el pastor no tiene que involucrarse en los detalles  de la administración de la iglesia sino cerciorarse que todo está funcionando correctamente (cp. Hch. 6:1-4).

f. Trabajar (la Tes. 5:12-13). La vocación de pastor no tiene límites de horario. El pastor siempre es el pastor del rebaño y, por lo tanto, responsable por su bienestar espiritual.  El trabajo de un pastor tiene muchas facetas.  Nunca podrá decir, "No tengo nada que hacer".

g. Orar (Hch. 6:4; Stg. 5:14-16). El pastor tiene que vigilar esta área de su vida constantemente porque hay tantas cosas que reclaman su atención que puede caer en la trampa de descuidar su contacto con el Señor.

h. Adiestrar (Efe. 4:11-12). Según este texto son los miembros de las iglesias los que deben edificar el cuerpo de Cristo y no tan sólo el pastor. El pastor es el que preside sobre la congregación, ¡no el que hace todo el trabajo!

i. Velar (He. 13:17; Hch. 20:29-31). El texto en Hebreos no se escribió para recordar a los pastores cuales son sus responsabilidades, sino se escribió a los miembros de las congregaciones para que ellos faciliten—no dificulten—el trabajo de su pastor.

j. Reprender (2a Ti. 4:2). Sin duda esta es la responsabilidad más difícil del pastor. Recae sobre el pastor la responsabilidad de corregir y reprender a las ovejas cuando fuera necesario. Por su parte los miembros de la congregación que son reprendidas no deben tomar ofensa sino deben escuchar la reprensión, meditar en las palabras de su pastor y obedecer sus consejos. El pastor que no ama suficientemente a sus ovejas para reprenderlas tendrá que rendir cuentas al "Príncipe de los pastores".

 

B. El Oficio de Diácono

 

1. Sus Requisitos:

 

a.Características morales y espirituales:

1)  Hechos 6:2-3: "ser de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría."

2)  1 Timoteo 3:8-12: "ser honesto, sin doblez, no dado a mucho vino; no codicioso de ganancias deshonestas; de limpia conciencia; casado con una sola mujer que es honesta, no calumniadora sino sobria y fiel en todo; y que gobierne bien sus hijos y sus casa."

b. Ser probado antes de ser apartado por la Iglesia (la Ti. 3:10; Hch.6:5-6).

 

2. Sus Responsabilidades:

 

a. Ser siervo de la iglesia.

1) La idea moderna que los diáconos son los administradores de los asuntos de la iglesia local es sin fundamento bíblico. La verdad es que la Biblia habla muy poco al respecto. Todo lo que sabemos de ellos se halla en tres pasajes bíblicos (Hch. 6:1-6; Fil. 1:1; lª Ti. 3:8-13).

2) La palabra "diácono" procede directamente del griego diákonos, el cual significa ministro o siervo. En los primeros siglos el término "diácono" se transformó en una palabra eclesiástica que no fue traducida literalmente al latín ni tampoco después a los idiomas modernos. Según la necesidad que dio lugar al establecimiento del oficio de diácono en Hechos  6, vemos que los siete tenían que ocuparse de la distribución equitativa de las necesidades de las viudas a cargo de la iglesia en Jerusalén. Para asegurarse de llevar a cabo correcta y honestamente su cometido, los diáconos tenían que ser hombres espirituales.

3) Puesto que la Biblia misma hace una distinción entre "obispos" (pastores) y "diáconos" en los tres pasajes citados, es lógico asumir que se refieren a dos clases de responsabilidades. Aunque es difícil, si no imposible, marcar una distinción completamente clara entre ellos, en general la división es así: el pastor ha de ocuparse de los asuntos espirituales de la congregación mientras los diáconos han de ocuparse de los asuntos temporales o materiales.

 

b. Responsabilidades desiguales. Cada iglesia local tiene que definir cuáles son las responsabilidades de sus diáconos. Algunas iglesias las definen así:

1) “Ayudar al Pastor a cuidar del bienestar espiritual de la Iglesia,  interesándose por los necesitados, haciendo visitas a los enfermos y a los descarriados, y esforzándose por traer a los perdidos a Cristo y a su Iglesia.”

2) “Ayudar al pastor en la administración de las Ordenanzas.”

C. ¿Quién Escoge o Designa a los Líderes?

 

1. La autoridad apostólica.

En el principio todas las iglesias dependían de la dirección y la autoridad de los apóstoles porque ellos fueron designados por el Señor como el “fundamento” de la iglesia de la cual él es “la principal piedra del ángulo” (Ef. 2:20). En un estudio anterior acerca de la autoridad de las Escrituras vimos como la autoridad apostólica inicial fue transpuesta poco a poco a sus escritos. Para finales del primer siglo cuando Juan escribió el Apocalipsis casi todos los apóstoles habían muerto y todos los escritos que formarían el canon del Nuevo Testamento ya circulaban entre las iglesias de Africa, Asia y Europa.

2. La autoridad de la iglesia local.

Aun mientras vivían los apóstoles las iglesias locales se regían por su propio gobierno interno (Fil. 4:15-16; 1 Co. 5:4-5, 12-13; 6:5; 11:2; etc.) Aun en la conferencia que Pablo y Bernabé tuvieron en Jerusalén, los apóstoles no se impusieron sobre los asuntos de las iglesias locales fundadas por Pablo sino se limitaron a dar su “parecer.”

3. Ejemplos de cómo algunos de los líderes fueron elegidos en el Nuevo Testamento:

a. Los primeros diáconos fueron “elegidos” por la multitud (hubo más de 8.000 miembros en la iglesia) y no por los apóstoles (Hch. 6:5-6. No hay referencia al método).

b. La forma en que “constituyeron ancianos en cada iglesia” en el primer viaje misionero es interesante. El verbo griego traducido “constituyeron” sólo se usa dos veces en el Nuevo Testamento y significa literalmente “levantar la mano para votar, votar; nombrar o elegir por votación” (Diccionario Manual Griego-Español). El Sr. Vine dice que no debe tomarse en su sentido literal aunque no presenta ningún argumento fuerte al respeto (Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, Tomo I). El Sr. Lacueva lo traduce “designando”, pero en una nota dice: "Lit. extendiendo la mano (votación a mano alzada)" (Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español). Hechos 14:23, pues, puede traducirse "Y les eligieron por mano alzada en cada iglesia ancianos, orando con ayunos, les encomendaron al Señor en quien habían creído" (esta traducción literal se basa en el orden literal del griego).

La otra vez que este verbo (gr. cheirotonéó = mano + extender) se usa está en 2 Corintios 8:19:"...sino que también fue designado por las iglesias...". Este versículo puede traducirse "...sino que también fue nombrado (o votado) a mano extendida por las iglesias."

 

Aunque es imposible determinar a ciencia cierta el método usado para constituir a los ancianos y a designar un mensajero de parte de las iglesias de Grecia, es muy probable en ambos casos que lo hicieron por medio de una votación democrática.            

 

c. De los ejemplos bíblicos sacamos la conclusión lógica que las iglesias eligieron sus propios líderes a la manera de los griegos; i.e. por la mano alzada en sus ekklesías.

 

CONCLUSIÓN:

 

En resumen un bautista es uno que halla sus raíces en los Apóstoles y sus enseñanzas, traza su linaje por aquellas iglesias independientes que no dejaron de predicar la Palabra de Dios ni de condenar los abusos eclesiásticos en todos los siglos. Su historia moderna comenzó en Inglaterra al principio del siglo XVII cuando un grupo de iglesias fueron apodadas "bautistas" a causa de su insistencia en bautizar por la inmersión entera del cuerpo, y esto sólo a aquellos que confesaron libre y abiertamente al Señor Jesucristo como su único y suficiente Salvador.

 

Los bautistas y sus antecesores espirituales pueden ser trazados a lo largo de dos milenios según los siguientes distintivos que les identifican con los bautistas modernos del siglo XXI: 

·        Biblia: La única fuente de autoridad en materia de fe y doctrina

·        Autonomía de las iglesias locales

·        Unicamente dos ordenanzas: Bautismo y Santa Cena

·        Todos los creyentes son sacerdotes

·        Iglesia de los salvados por Jesucristo

·        Separación de Iglesia y estado

·        Todos los creyente tienen libertad de conciencia

  • Acepta solamente dos oficios (Pastor(*) y Diácono)
- FIN ESTUDIO -
 
 
Comentarios
Angel PALOMO
Angel PALOMO
Excelente post, DIOS te bendiga grandemente mi hermano.
Comenta